El tema de las infidelidades en nuestro sector profesional da mucho juego y en ocasiones da lugar a situaciones un tanto pintorescas o por lo menos curiosas.

Desde la pareja que de una forma fehaciente da por seguro la infidelidad de su pareja, pasando por la que no lo quiere ver, aunque se lo enseñes, además de la pareja que «soporta» por amor éste tipo de situaciones y «mientras vuelva conmigo, es, que me quiere».

No se sorprendan, no. Hace un tiempo me encontré con una persona que quería verificar la infidelidad de su pareja. Hasta ahí todo normal.

Lo «anormal» viene cuando me dice, «si yo se que el está con otra, el es así y no lo puede remediar, es la misma forma que nos conocimos, el tenía pareja y así estuvimos un tiempo hasta que la otra se enteró».

Y claro, cuando ya empezamos así una conversación de trabajo, por cualquier sitio te pueden salir las proposiciones, así que directo al grano voy y pregunto.

Y visto que usted lo tiene confirmado y sospecho que ¿él sabe que usted lo sabe?.

Pues no mire, me hago la tonta.

Entonces lo mejor es que se lo plantee y rompa la relación, debe ser duro mantener así una relación de pareja.

Que no, que ya le he dicho que yo quiero seguir con él.

Entonces lo que usted quiere es saber quien es la otra persona y contárselo usted a ella, modo de venganza ¿?.

A ver si me puedo explicar. Lo que yo quiero es que usted les vea, tome las imágenes que hagan falta para decírselo a su madre que no se cree que su hijo es un pendón, y por mucho que yo se lo digo y se lo cuento no acaba de creerme. Yo se que él me quiere, es atento y cariñoso, pero niega que esté viéndose con otra mujer, y cuando se lo comento a su madre se pone hecha una fiera conmigo. Por eso quiero que usted le haga un seguimiento, para que su madre vea el hijo que tiene.

Yo se que a mí me quiere, porque vuelve todos los días a casa, me ayuda con las tareas, hace recados y seguimos relacionándonos, usted ya me entiende.

Pues así es la vida amigos. El resultado no dio muchas sorpresas.

Pero desconozco si la madre cambió de opinión respecto a su hijo.

Y sobre todo, la opinión sobre la pareja de su hijo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Después de escribir algún texto, pulse ENTER para iniciar la búsqueda ...