Buceando en la red me encuentro con esta crítica sobre la letra de una canción, la intención es hacer un análisis desde una perspectiva de la criminología, a mi parecer bastante desacertado. Aunque se puede realizar un paralelismo con lo que vivimos en nuestro país en los últimos tiempos, donde nuestros humoristas y personas que han sido denunciadas por usar las redes sociales para «hacer gracia» o «contar chistes» (algunos con más o menos gracia, siempre para gustos). Dentro de la libertad de expresión siempre hay que mantener unos límites y unos decoros, aludiendo a típicos tópicos como «mi libertad acaba donde empieza la tuya» y viceversa. Pero en estos casos y viviendo el tiempo de las comunicaciones que nos está tocando vivir, hacer caso a todo lo que se dice, o que nos ofenda algo de lo que se dice, ¡con la facilidad para no dar voz y popularidad que tenemos!, a mi me cuesta entender para que sirve o qué finalidad se busca cuando se denuncia a una persona por «escribir o por hablar», con no hacer caso debería valer.

 

Hay muchos casos de violencia que se retratan de una manera casi grandiosa en canciones de rap, y las letras de RaeKwon Criminology no son diferentes. Compuesta de varios segmentos de letras, esta canción de rap tiene lugar como si estuviera en escena una discusión real. Se abre con una conversación entre dos personas, antes de que entre en la canción en sí. En el diálogo de apertura, dos hombres discuten y en medio de un debate verbal que suena como si estuviera a punto de convertirse en físico y violento, con la frase final «¿Quieres ir a la guerra?» Ahí se deja muy clara la intención de las personas que están discutiendo.

Ellos quieren ser agresivos y violentos en la cara del rival, porque piensan que está reteniéndolos o aprovechándose de ellos.

En la primera estrofa de la canción, el individuo que está hablando parece estar construyéndose y llamando la atención sobre su habilidad para superar a aquellos que intentarán capturarlo o impedirle que tenga éxito en lo que sea que quiera hacer. «Entonces reacciono, como un convicto, y empiezo a matar» es una línea que nos define la naturaleza del individuo y sus intenciones. Están adoptando la mentalidad de lo que ha experimentado a través de los años para conseguir sus fines.

El resto del diálogo continúa ilustrando los puntos de orgullo para el orador, que también intenta jugar con cualquier sentido de responsabilidad o moralidad que pudiera haber existido de otra forma en esa situación, si su posición hubiera sido ocupada por otra persona que no fuera tan «sparkin y bustin» (listillo), como el narrador. Debido a sus habilidades, se considera a sí mismo exitoso y hardcore hasta cierto punto.

La siguiente parte de la canción es una respuesta. Al hablar con la primera persona, este nuevo orador está tratando de mantener que no sólo tiene más capacidad que el primer orador, sino también que tiene más credibilidad en la calle, lo cual es casi más importante. Él quiere brindar con el primer orador, pero también llama la atención sobre el hecho de que ha disparado a muchas personas y las ha visto sangrar. En ninguna parte de su discusión sobre estos hechos parece disculparse por lo que ha hecho, y de hecho parece reaccionar como si la gente que pasó por esto mereciera ser tratado igual. En vez de escuchar estas letras y perpetuar esta forma de violencia entre las personas que están tratando de ser más «duro» o «calle» que nadie, como una sociedad los individuos necesitan ver el apoyo de este tipo de pensamientos y deseos consiguiendo la admiración y reconocimiento que no pueden conseguir de otra manera, debido a que no tuvieron la oportunidad o no la aprovecharon. Al comprender lo que los individuos están tratando de lograr a través de esta violencia, tal vez podamos llegar a diferentes maneras de lograr los mismos sentimientos de dignidad y respeto.

 

Letra.

(Te dije hace mucho tiempo que el maldito mono no me jode
(Hey hey, ¿a quién mierda te crees hablando a huh ??!)
(¿Quién coño crees que soy tu maldito botones?)
(¿Quieres ir a la guerra? … ¿Quieres ir a la guerra, ¿de acuerdo?)

[Intro: Raekwon]
Subiendo a media milla, construimos
Hazte realidad, llevándote a otro Hijo
Uhh, Julio Iglesias
Hacer crema como ese negro

[Verso Uno: Fantasma]
Yo, en primer lugar hijo, mira el incendio provocado
Muchos hermanos yo estando chispeando y revolviendo la luz loca dentro de la oscuridad
Llámame como ladrón, sólo el hermano para el rapto
Me cuelgo planeando, sosteniendo fuerte, difícil de capturar
Extravagante, RZA hornear la pista y es militante
Entonces reacciono, como un convicto, y empiezo a matar mierda
Se manifiesta, los Dioses trabajan como aparatos
Tratando en mi cypher que giran en torno a las ciencias
La 9ª cámara, te deja atrapado dentro de mi pasillo
Tú intentas huir pero te fumas por la puerta
No hay duda, te devuelvo el culo, derecho a la esencia
Todo tu marco está cubierto de suciedad, ahora cómo estás descansando
Mientras voy a ser atrapado por los sonidos, bloqueado detrás de bucles
Lanzar niggas de los aviones causa reglas de efectivo
Todo a mi alrededor, negro, como puedes ver
Trague este asesinato un versículo como Dios Grado
A continuación, analizar mi banda sonora para la satisfacción
Te adaptas como una reacción en cadena de flashback

 

 

Cuando una sociedad empieza a ver como normal que se pueda «tapar la boca» o no «permitir que se escriba» (con mejor o peor gusto), es que no vamos por el buen camino.

Uno que ya va peinando canas, recuerda la televisión de los ochenta y los noventa, las letras de algunas canciones y muchas tertulias de mejor o peor gusto. Dicen que esa libertad es la misma que tenemos ahora, yo no lo creo. Y para muestra, un botón haciendo zapping.

Apuntes de criminología de m12 detectives, agencia de detectives establecida en  Valladolid. Realización de servicios de investigación privada, ratificación judicial. Absentismo laboral, acoso escolar, infidelidades, seguimientos, localización de personas, control parental, bajas fingidas, competencia desleal, barridos electrónicos, localización de micrófonos o cámaras ocultas.

Nuestros servicios de detective privado se prestan en todo el ámbito nacional, teniendo como provincia de referencia a Valladolid y por proximidad Palencia, León, Salamanca, Zamora, Ávila, Segovia, Soria y Burgos. Realizando servicios en la zona del Bierzo, Ponferrada, Medina del Campo, Medina de Pomar, Cuéllar, Arévalo, Béjar, Peñafiel, Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Aguilar de Campoo, Medina de Rioseco, Benavente, Almazán, Briviesca y las comunidades limítrofes como, Madrid, Cantabria, Santander, Asturias, Oviedo y Gijón, llegando a dar cobertura al país vasco, en Bilbao, Vitoria y San Sebastián.

M12 detectives privados, su agencia de detectives. Discreción y profesionalidad.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Después de escribir algún texto, pulse ENTER para iniciar la búsqueda ...