Para muchas personas interesadas en las raíces y el origen de la criminología, Lombroso (Verona 1835-1909) es considerado el padre de la ciencia, lo que significa que lo exploró y lo examinó desde muchos ángulos para exponerlo. Fue utilizado por primera vez por un profesor de derecho en Italia, Raffaele Garofalo (Nápoles 1851 – 1934), que en realidad utiliza el término italiano para la palabra, criminologia. Un antropólogo francés también usó el término alrededor del mismo tiempo que Garofalo, que se refirió al término como criminología. Hay algunos que creen que es posible que el estudio de las protuberancias en el cráneo de un individuo, conocido como frenología, es una marca de representación cuando se trata de los orígenes científicos del término. A Lombroso se le considera ser el padre de la criminología debido a los muchos avances que él intentó hacer en el campo de la criminología. Si no fuera por él, la criminología podría no estar tan desarrollada como lo está hoy.

Con el tiempo, muchas teorías diferentes fueron desarrolladas en cuanto a lo que causó el comportamiento criminal. Estas teorías tienen sus raíces en la biología, la psicología y la sociedad, por nombrar algunas. Con el tiempo, utilizando estas bases para nuevas teorías, surgieron diferentes escuelas de pensamiento. A través de estas diferentes escuelas de pensamiento, la ciencia teórica del elemento criminal podría ser racionalizada. Los diferentes agentes sociales a menudo tienen debates para intentar definir la razón de la delincuencia, para que después puedan ser eliminados los factores que la producen,  intentando resolver el problema de la causa el crimen. Identificando y respondiendo a la motivación del crimen y el comportamiento desviado, las medidas más eficaces del control social podrían ponerse en la acción. Actualmente, somos capaces de reconocer los síntomas de la delincuencia. Por ejemplo, tenemos a los policías que atrapan criminales. Y cuando se reúnen las pruebas suficientes, el criminal va a la cárcel. Eso permite sacar a ese criminal de la sociedad. Sin embargo, hay nuevos criminales emergentes cada día. Hemos aprendido a tratar los síntomas, los delincuentes individuales, pero todavía no hemos podido determinar el factor instigador en estos acontecimientos.

A lo largo de la historia de la criminología, este es el objetivo principal de la ciencia. Puesto que es una ciencia teórica, todas las teorías que corresponden al tema no pueden ser inmediatamente probadas como exactas o inexactas, son meramente teóricas. Sin embargo, el esfuerzo continuo de los individuos para idealizar el funcionamiento del individuo y la sociedad se han transformado y redefinido desde el comienzo del uso del término. Si la historia de la criminología nos muestra algo, es que la naturaleza humana para establecer el bien y el mal y las diferencias entre los individuos que distinguen la diferencia es virtualmente un tema atemporal, al menos desde su nacimiento. Al investigar y documentar continuamente las variables y los cambios dentro de la sociedad y del crimen, las personas interesadas en la criminología pueden alinear las teorías con los hechos establecidos. Una vez hecho esto, es posible sentarse y analizar los factores que coinciden para determinar el mejor curso de acción cuando se trata de la evolución de la sociedad a fin de limitar tanto como sea posible la delincuencia y la intolerancia.

En estos términos la función del detective privado es estar preparado para el desarrollo cambiante de la sociedad, siendo conocedor de las costumbres y usos del entorno donde desarrolla su labor. En uno de los terrenos que más casos se abordan es en las bajas fingidas y/o fraudulentas, donde los particulares no son delincuentes o estafadores de grandes cantidades, pero la gran cantidad de personas que se benefician económicamente de una situación que o les corresponde y que está pensada para que el estado del bienestar funcione no deja de ser una acción de estafa a la sociedad en su conjunto. Es ahí donde la criminología estudia el comportamiento de los individuos, no son personas con comportamientos especialmente «desviados», pero si realizan una acción que, aunque sea a pequeña escala, es un gran trastorno para la sociedad en su conjunto.

La labor del detective privado en estos casos es reunir la suficiente cantidad de pruebas para que estas personas dejen de seguir con su estafa social, la cuál y gracias a lo que se puede observar todos los días en los medios de comunicación, está respaldado y justificado por el entorno familiar, social y de amistad. Esa es la actitud que hay que corregir. Al igual que en su día se pudo cambiar la actitud ante la obligación de llevar sujeto el cinturón de seguridad en un vehículo a día de hoy hay que cambiar el punto de vista social cuando el que comete la estafa es mi amigo, esposo, esposa, familiar, vecino o conocido.

Apuntes de criminología de m12 detectives, agencia de detectives establecida en  Valladolid. Realización de servicios de investigación privada, ratificación judicial. Absentismo laboral, acoso escolar, infidelidades, seguimientos, localización de personas, control parental, bajas fingidas, competencia desleal, barridos electrónicos, localización de micrófonos o cámaras ocultas.

Nuestros servicios de detective privado se prestan en todo el ámbito nacional, teniendo como provincia de referencia a Valladolid y por proximidad Palencia, León, Salamanca, Zamora, Ávila, Segovia, Soria y Burgos. Realizando servicios en la zona del Bierzo, Ponferrada, Medina del Campo, Medina de Pomar, Cuéllar, Arévalo, Béjar, Peñafiel, Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Aguilar de Campoo, Medina de Rioseco, Benavente, Almazán, Briviesca y las comunidades limítrofes como, Madrid, Cantabria, Santander, Asturias, Oviedo y Gijón, llegando a dar cobertura al país vasco, en Bilbao, Vitoria y San Sebastián.

M12 detectives privados, su agencia de detectives. Discreción y profesionalidad.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Después de escribir algún texto, pulse ENTER para iniciar la búsqueda ...